Buscar
  • Cuentos que curan

Reseña: El príncipe feliz


Autor: Oscar Wilde















Una hermosa estatua del Príncipe Feliz fue colocada encima de un pedestal en la plaza central de la ciudad para que todos la admiraran. La estatua estaba cubierta por hojas de oro, sus ojos eran dos zafiros y un rubí en el puño de la espada.


Una noche llegó a la ciudad una golondrina y se posó a los pies del príncipe; creyendo que estaba lloviendo, ella descubre que el príncipe estaba llorando, por la pobreza que sufrían algunas personas del pueblo. Como el príncipe no se podía mover por ser una estatua, la golondrina se convierte en su mensajera, aun cuando tiene que partir pronto antes de la llegada del invierno.


El príncipe le suplica a la golondrina que se quede una noche y otra noche más, y que vaya sacando el oro y las piedras preciosas que tiene incrustadas para repartirlas cada noche a alguien que lo necesitaba.


Al quedarse ciego el príncipe, la golondrina decide quedarse junto al príncipe para ser sus ojos.


Aunque el final del cuento es muy triste, Wilde nos deja claro la importancia de la amistad y la solidaridad, valores que podemos ver en la actualidad con tantas muestras ante la crisis que estamos viviendo.


Narración por (ES.BedtimeStory.TV)

#CuentosQueCuran #Solidaridad #Amistad

Clarissa Rivera

Directora Leer Contigo

2 vistas

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now